FILMS

Crítica — Green Border: La violencia fronteriza de la Europa fortaleza

Agnieszka Holland firma un drama de denuncia sobre el maltrato deshumanizador del que son víctimas los refugiados en los límites entre Polonia y Bielorrusia.

Eulàlia Iglesias

Green Border

Año 2023

País Polonia
Francia
República Checa
Bélgica

Dirección Agnieszka Holland

Guion Maciej Pisuk
Gabriela Łazarkiewicz-Sieczko
Agnieszka Holland

Producción Metro Films
Astute Films
Blick Productions
Marlene Film Production
Beluga Tree

Reparto Jalal Altawil
Maja Ostaszewska
Tomasz Włosok
Behi Djanati Atai
Mohamad Al Rashi
Dalia Naous
Maciej Stuhr
Agata Kulesza

Fotografía Tomasz Naumiuk

Montaje Pavel Hrdlička

Música Frédéric Vercheval

Distribución Vercine Distribución

Duración 153 min

Fecha de estreno 14 de junio del 2024

Sinopsis

En los bosques traicioneros y pantanosos que conforman la llamada “frontera verde” entre Bielorrusia y Polonia, los refugiados de Medio Oriente y África que intentan llegar a la Unión Europea están atrapados en una crisis geopolítica cínicamente diseñada por el dictador bielorruso Alexander Lukashenko. En un intento de provocar a Europa, los refugiados son atraídos a la frontera mediante propaganda que promete un paso fácil a la UE. Las vidas de Julia, una activista recién reclutada que ha renunciado a su vida confortable, Jan, un joven guardia fronterizo, y una familia siria, se entrelazan, como peones que son en esta guerra oculta.

Green Border

Año 2023

País Polonia
Francia
República Checa
Bélgica

Dirección Agnieszka Holland

Guion Maciej Pisuk
Gabriela Łazarkiewicz-Sieczko
Agnieszka Holland

Producción Metro Films
Astute Films
Blick Productions
Marlene Film Production
Beluga Tree

Reparto Jalal Altawil
Maja Ostaszewska
Tomasz Włosok
Behi Djanati Atai
Mohamad Al Rashi
Dalia Naous
Maciej Stuhr
Agata Kulesza

Fotografía Tomasz Naumiuk

Montaje Pavel Hrdlička

Música Frédéric Vercheval

Distribución Vercine Distribución

Duración 153 min

Fecha de estreno 14 de junio del 2024

Sinopsis

En los bosques traicioneros y pantanosos que conforman la llamada “frontera verde” entre Bielorrusia y Polonia, los refugiados de Medio Oriente y África que intentan llegar a la Unión Europea están atrapados en una crisis geopolítica cínicamente diseñada por el dictador bielorruso Alexander Lukashenko. En un intento de provocar a Europa, los refugiados son atraídos a la frontera mediante propaganda que promete un paso fácil a la UE. Las vidas de Julia, una activista recién reclutada que ha renunciado a su vida confortable, Jan, un joven guardia fronterizo, y una familia siria, se entrelazan, como peones que son en esta guerra oculta.

Desde su debut en los setenta, Agnieszka Holland ha convertido su filmografía en un acto de compromiso con la denuncia de la deshumanización de la Europa contemporánea. Green Border conecta con otras de sus películas, centradas en visibilizar la falta de libertad en la Polonia comunista o el horror del nazismo. Este último filme responde a la voluntad de no cerrar los ojos ante una realidad brutal y contemporánea que tiene lugar en el umbral de una Europa que se blinda contra los refugiados e inmigrantes que llaman a sus puertas huyendo de guerras y miserias.

Holland localiza esta realidad en la frontera entre su país y Bielorrusia, que se ha convertido en una zona de confrontación entre ambos países. El presidente bielorruso Aleksandr Lukashenko atrae a personas que quieren llegar a Europa con promesas falsas para después ahuyentarlos hasta el otro lado de la frontera con Polonia, donde son recibidos con evidente hostilidad hasta el punto de devolverlos al otro lado de las vallas de alambre, fuera de la Unión Europea. Este es el contexto que Holland describe en Green Border a partir de tres perspectivas diferentes: el de una familia de Siria y una mujer afgana que cierran filas para intentar permanecer en Polonia; la de los militares entrenados en el odio a estos refugiados («no son personas, son armas de Putin y Lukashenko», los adoctrinan en los cuarteles) representados a través de un joven soldado a punto de convertirse en padre, Jan (Tomasz Włosok); y el de las redes de resistencia que se organizan para ayudar a estas figuras vulnerables a pesar de la persecución del gobierno polaco.

DURANTE EL SEGUIMIENTO DE LAS TRIBULACIONES DE LOS REFUGIADOS, LA PELÍCULA SE ADENTRA, NO SÓLO DE FORMA LITERAL, EN TERRITORIOS PANTANOSOS EN LO QUE A LA REPRESENTACIÓN DEL HORROR RESPECTA.

La directora trenza un drama en blanco y negro que avanza al ritmo angustioso de un grupo de personas desesperadas por permanecer en Polonia mientras huyen de todo tipo de controles o son deportadas a uno y otro lado de la frontera. Es en el seguimiento de las tribulaciones de los refugiados donde la película se adentra, no sólo de forma literal, en territorios pantanosos en lo que a la representación del horror respecta. Holland quiere transmitir la desesperación de sus protagonistas, la violencia y las humillaciones que sufren en su intento por permanecer en una Unión Europea, cuyos responsables no son capaces de respetar los mínimos derechos humanos. Sobre todo en una secuencia en concreto, Green Border se sitúa en esa espinosa frontera entre la denuncia pertinente y la recreación innecesaria en la desgracia ajena para concienciar a la audiencia del sufrimiento ajeno. De hecho, es lo que ocurre con una de las protagonistas, Julia (Maja Ostaszewska), la psicóloga que es testigo impotente de esta escena y a partir de ahí se implica en un grupo de apoyo a los refugiados.

Esta subtrama resulta la más potente de la película. Green Border entronca en parte con un cine de Europa del Este muy crítico y pesimista en el retrato de unas democracias en crisis ya sea a causa de la corrupción o de políticas autoritarias. La propia reacción del gobierno polaco, en manos del partido ultraconservador cuando Holland estrenó el filme en la Mostra de Venecia, consistió en acusar a la directora, entre otras cosas, de hacer propaganda nazi. Sin embargo, la cineasta no se abandona a una visión pesimista de su país y de la deriva intolerante de buena parte del viejo continente. Y contrapone al acoso de los derechos humanos de los más débiles la creación de redes de resistencia por parte de iniciativas ciudadanas que terminan supliendo la función de las administraciones.

CRÍTICA DIRECTORAS PELÍCULA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ENTREVISTAS

Imma Merino

"Espigadora de las realidades y ensueños de Agnès Varda"

"En esta exposición se quiere poner de manifiesto la dimensión polimorfa de la obra de Agnès Varda, una creadora que siempre se fue reinventando y buscando nuevas formas".

FILMS

Crítica

"Simple como Sylvain: Una historia de amor no tan simple"

Tras estrenarse en Un certain regard en el Festival de Cannes del 2023, la cuarta película de la canadiense Monia Chokri ganó el César a la mejor película extranjera que...

FILMS

Crítica

"Los tonos mayores: Mensajes misteriosos"

La primera película de Ingrid Pokropek, una de las productoras de 'Trenque Lauquen', nos presenta una historia agridulce y fantástica que ganó el premio a la mejor actriz en la...

ENTREVISTAS

Lone Scherfig

"Una contadora de historias"

Acostumbrada a trabajar en distintos países y cinematografías, la veterana directora danesa Lone Scherfig se atrevió a ponerse al frente de una película chilena, de producción española y con actores...

FILMS

Crítica

"Solo: Reinas de la noche"

La cineasta canadiense Sophie Dupuis vuelve a confiar en Théodore Pellerin (Génesis; Nunca, casi nunca, a veces, siempre) para protagonizar este drama queer de tono intimista que lleva a cabo...

ENTREVISTAS

Dolores Fonzi

"Blondi, Mirko y su caótica familia"

“Blondi aparece como un personaje que viene a ser un poco el sueño o el deseo mío o de varios. La puedes ver y decir: "Me hubiera gustado tener una...

FILMS

Crítica

"Blondi: Más amiga que madre"

Ópera prima de la actriz argentina Dolores Fonzi, 'Blondi' es una comedia divertida y desenfadada sobre una mujer que fue madre a los 15 años. Pero lejos de vivir esto...

FILMS

Crítica

"Fancy Dance: El baile de Lily Gladstone"

Tras su nominación al Óscar por 'Los asesinos de la luna', Lily Gladstone protagoniza una sensible película indie con ecos de 'Winter’s Bone', pero sin su propuesta formal, localizada en...

ENTREVISTAS

Glorimar Marrero

"Cine militante, cine político, cine feminista"

"La pecera" es eso a lo que tenemos que prestar atención, eso que tenemos que cuidar. Una pecera bien cuidada puede tener un ecosistema muy saludable, pero una pecera que...

FILMS

Crítica

"Shayda: Un homenaje a las mujeres valientes de Irán"

La ópera prima de la directora Noora Niasari se inspira en la lucha de su madre por huir de un marido abusador e iniciar una nueva vida en Australia junto...

  • enlace copiado

Si quieres seguir leyendo te tienes que suscribir

¡Únete a la comunidad Filmtopia para poder seguir dándote lo mejor del cine hecho por mujeres y ofrecerte nuevos contenidos y actividades!

¡Elige una de estas tres opciones!

suscripción mensual

4,99€

al mes

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos escritos y en vídeo

SUSCRÍBETE

suscripción anual

49€

al año

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos escritos y en vídeo

SUSCRÍBETE

suscripción FAN CLUB

99€

al año

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos

  • Acceso a sorteos de posters, libros, entradas, etc.

  • 1 entrada gratis al año para asistir a una mesa redonda o a una clase magistral sobre cine hecho por mujeres

  • 1 entrada gratis al año para asistir a un estreno de una película dirigida por una mujer

  • 1 camiseta de Filmtopia

  • (Oferta válida solo en España)

SUSCRÍBETE