FILMS

Crítica — How to have sex: Os lo advierto, no hay escapatoria

La británica Molly Manning Walker se alzó como ganadora de la sección Un certain regard del Festival de Cine de Cannes con su primer largometraje. La audaz y desgarradora How to have sex nos muestra, desde los ojos de Tara, las atrocidades intrínsecas a los ritos de paso adolescentes.

Elena del Olmo

How to have sex

Año 2023

País Regne Unit

Dirección Molly Manning Walker

Guion Molly Manning Walker

Producción Ivana MacKinnon, Konstantinos Kontovrakis, Harriet Harper-Jones, Emily Leo y Abiola Rufai-Awójídé

Reparto Mia McKenna-Bruce, Lara Peake, Enva Lewis, Samuel Bottomley, Daisy Jelley, Eilidh Loan i Shaun Thomas

Fotografí Nicolas Canniccioni

Montaje Christo Pandit i Fin Oates

Música James Jacob

Distribución Avalon

Duración 91 minuts

Fecha de estreno 15 de març de 2024

Sinopsis

Tres jóvenes británicas se embarcan en lo que deberían ser las vacaciones de su vida antes de entrar en la universidad.

How to have sex

Año 2023

País Regne Unit

Dirección Molly Manning Walker

Guion Molly Manning Walker

Producción Ivana MacKinnon, Konstantinos Kontovrakis, Harriet Harper-Jones, Emily Leo y Abiola Rufai-Awójídé

Reparto Mia McKenna-Bruce, Lara Peake, Enva Lewis, Samuel Bottomley, Daisy Jelley, Eilidh Loan i Shaun Thomas

Fotografí Nicolas Canniccioni

Montaje Christo Pandit i Fin Oates

Música James Jacob

Distribución Avalon

Duración 91 minuts

Fecha de estreno 15 de març de 2024

Sinopsis

Tres jóvenes británicas se embarcan en lo que deberían ser las vacaciones de su vida antes de entrar en la universidad.

La voz, a través del sistema de megafonía de la consulta, anuncia el nombre de la chica que, con la respiración acelerada, se levanta de su asiento: «Amy Scott». Reticente, se para en seco durante unos segundos mientras una cantidad irreal de escenarios aparecen en un hipotético horizonte. El montaje se torna frenético y las voces del médico, la directora del centro educativo y la agente de policía se solapan, y fluctúan pasando de la frialdad propia de la más frívola burocracia, a la inseguridad ante la peor de las violencias y a la delicadeza de una profesional acostumbrada a la frágil valentía de las víctimas. Desde el cortometraje Good thanks, you? (2020), la cineasta británica Molly Manning Walker retrata a través de los ojos de su protagonista y desde una ficción espejo de la más macabra realidad, cada segundo de vergüenza, horror y parálisis que componen la vida de una mujer cuyo cuerpo ya no siente suyo.

La gravedad de How to have sex se encuentra en la mirada de Tara que, tímida, rehúye los reclamos de un desconocido que le observa desde el balcón adyacente. Su cuerpo, inquieto ante el atrevimiento y emocionado por la atención inesperada, no para de equilibrarse, en un pie y luego en otro, mientras sus manos juguetean con los balaustres del balcón. Mia Mckenna Bruce, con un BAFTA confirmando su estatus de rising star, lidera esta escapada rebelde de tres amigas a la costa mediterránea antes de entrar en la universidad. La búsqueda de los ritos de paso adolescentes (ligados al alcohol, la fiesta y las relaciones sexuales esporádicas) concluye en la compresión de que las redes de apoyo masculino, apologistas de violencias misóginas por la camaradería desde la más tierna infancia, son inquebrantables y toman de rehén (o cómplice) a mujeres sedientas de validar su identidad a través de los afectos masculinos. Tara, Skye y Em personifican las dinámicas presentes en las amistades femeninas subordinadas al deseo masculino, rememorando, sin duda, a esa amiga que está dispuesta a airear tus mayores intimidades si eso derivase en una carcajada de un chico al que no dejarías sujetar tu copa mientras usas el lavabo.

TARA, SKYE Y EM PERSONIFICAN LAS DINÁMICAS PRESENTES EN LAS AMISTADES FEMENINAS SUBORDINADAS AL DESEO MASCULINO: REMEMORANDO, SIN DUDA, A ESA AMIGA QUE ESTÁ DISPUESTA A AIREAR TUS MAYORES INTIMIDADES SI ESO DERIVASE EN UNA CARCAJADA DE UN CHICO AL QUE NO DEJARÍAS SUJETAR TU COPA MIENTRAS USAS EL LAVABO.

La violación, fruto de los incansables tanteos de Paddy y la inseguridad de Tara, fomentada por una estigmatización aún vigente de la virginidad, ocurre fuera de plano. La chica tumbada en la arena, envuelta en el pináculo de la incomodidad sensorial, mientras el chico le quita con ansia la parte de abajo del bikini. La mano de Tara hurga, buscando anclaje, en la arena. El muchacho, incapaz de ver la ofensa en sus: «Creía que eras la divertida» o «No puedo evitarlo cuando estás meneándote delante de mí» se sentirá caballeroso al abrazar a Tara, temblorosa por la gélida brisa marina. La cámara, siendo la cineasta la única que no abandona a Tara, se centra en los brazos de la joven protegiendo su propio cuerpo del frío y de la mirada viciosa de Paddy, mientras, con los ojos abiertísimos, toma consciencia de la parálisis que toma el control de su cuerpo. A continuación, envueltos en los neones de la fiesta isleña, miramos por primera vez desde la perspectiva de Tara, observando la espalda desnuda de Paddy que, andando por delante de la joven, sueña con las sábanas sucias de la cama de un baratísimo Airbnb.

Em, cuya perspectiva del viaje es más propia de una romcom tras enrollarse con Paige, compañera de apartamento del agresor, descifra en el comportamiento de Tara una aflicción que Skye, prisionera de una búsqueda infinita de validación en la mirada masculina, ignora. Las miradas consternadas, vacías y alertas a los atrevimientos de Paddy son incontables y construyen un relato que ataca las dinámicas sociales que sustentan la repugnante cultura de la violación. Walker, más de cuarenta años después, dialoga con la estadounidense Martha Coolidge y su Not a pretty picture (1976). La cinta rescatada y estrenada por Atalante en salas españolas el pasado 1 de marzo desgarra a la audiencia con unas últimas declaraciones antes de que aparezcan los créditos: «Estoy buscando algo que quizás no exista». Tara se seca las lágrimas en el duty free mientras busca desesperadamente la alegría que volver a casa brinda a cualquier turista. Skye, ajena a las violencias que acechan en cada esquina (o incapaz de asumirlas), adelanta las noches de fiesta que tienen por delante en su Inglaterra natal. No hay escapatoria y, con un esfuerzo para evitar el ahogo, Tara corre a coger su avión, alegre de dejar atrás una pesadilla que retomará tan pronto como se enfunde en un ajustado vestido, se tome tres vodkas con limón y salga ahí fuera, al escaparate del deseo masculino. Coolidge ya nos despedía con una mujer entre lágrimas, que no es capaz de disipar el miedo que le genera el tacto de un hombre. 

CRÍTICA DIRECTORAS Molly Manning Walker PELÍCULA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

FILMS

Crítica

"Rosalie: Una historia de amor inesperada"

Rosalie es hermosa. Rosalie es una mujer, pero Rosalie no es una mujer hermosa como todas las demás. La directora francesa Stéphanie Di Giusto se acerca a este personaje extraño...

FILMORRETRATOS

Meg Ryan

"La estrella que amaba a las cineastas"

Con motivo de su visita al BCN Film Fest, donde presentará Lo que sucede después, su segunda película como directora, repasamos la trayectoria de Meg Ryan, rutilante estrella de la...

ENTREVISTAS

Stéphanie di Giusto

"La sensualidad inesperada"

“Con Rosalie en realidad he inventado el destino de una mujer que se libera con su barba. Sobre todo, he querido explorar una historia de amor”

ENTREVISTAS

Alice Rohrwacher

"La cineasta de las maravillas"

“El cine es una manera de viajar en el tiempo”

FILMS

Crítica

"La quimera: Una fábula entre dos mundos"

El cuarto largometraje de Alice Rohrwacher nos habla, con lirismo y vitalidad, de la importancia que tienen en nuestras vidas los restos del pasado

FILMS

Crítica

"La chica que sanaba: La niña santa"

El quinto largometraje de la belga Fien Troch retrata una muchacha con un don extraordinario en un contexto ordinario.

FILMS

Crítica

"Sangre en los labios: violento pálpito del deseo"

Rose Glass nos desafía, provoca y seduce con su segundo largometraje, un violento y cautivador romance lésbico situado en un pequeño pueblo de Nuevo México. La pasión entre Lou y...

FILMS

Crítica

"HLM Pussy: Una girlhood para la época del post #metoo"

La ópera prima de la cineasta francomarroquí Nora el Hourch aborda una serie de temas —el consentimiento, la cultura de la violación y la violencia sexual en el ámbito adolescente—que...

ENTREVISTAS

Nora El Hourch

"Sobre el consentimiento"

Nora el Hourch reflexiona en su ópera prima sobre las diferentes velocidades de la lucha feminista o el movimiento #metoo, dependiendo del contexto socioeconómico en el que se desarrolle.

ENTREVISTAS

Claire Atherton

"Respetar el misterio de las imágenes"

“La edición es un lugar donde realmente puedes resistir y ayudar a la gente a resistir al miedo”

  • enlace copiado

Si quieres seguir leyendo te tienes que suscribir

¡Únete a la comunidad Filmtopia para poder seguir dándote lo mejor del cine hecho por mujeres y ofrecerte nuevos contenidos y actividades!

¡Elige una de estas tres opciones!

suscripción mensual

4,99€

al mes

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos escritos y en vídeo

SUSCRÍBETE

suscripción anual

49€

al año

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos escritos y en vídeo

SUSCRÍBETE

suscripción FAN CLUB

99€

al año

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos

  • Acceso a sorteos de posters, libros, entradas, etc.

  • 1 entrada gratis al año para asistir a una mesa redonda o a una clase magistral sobre cine hecho por mujeres

  • 1 entrada gratis al año para asistir a un estreno de una película dirigida por una mujer

  • 1 camiseta de Filmtopia

  • (Oferta válida solo en España)

SUSCRÍBETE