FILMS

Crítica — El deshielo: Heridas que no cicatrizan

La impactante ópera prima de Veerle Baetens aborda los traumas de la adolescencia que acaban por lastrar la vida adulta.

Marla Jacarilla

El deshielo (Het Smelt)

Año 2023

País Belgica

Dirección Verlee Baetens

Guion Verlee Baetens, Maarten Loix (Llibre: Lize Spit)

Producción Savage Film, PRPL, Versus Production

Reparto Charlotte De Bruyne, Rosa Marchant, Sebastien Dewaele, Spencer Bogaert, Naomi Velissariou, Femke Heijens, Amber Metdepenningen, Femke Van der Steen

Fotografía Frederic Van Zandycke

Montaje Thomas Pooters

Música Bjorn Eriksson

Distribución Vercine

Duración 111 min

Fecha de estreno 9 de febrero de 2024

Sinopsis

Trece años después de una mala experiencia, Eva, una joven de 26 años, regresa a su pueblo natal con un bloque de hielo en la parte trasera de su coche y la intención de afrontar su oscuro pasado.

El deshielo (Het Smelt)

Año 2023

País Belgica

Dirección Verlee Baetens

Guion Verlee Baetens, Maarten Loix (Llibre: Lize Spit)

Producción Savage Film, PRPL, Versus Production

Reparto Charlotte De Bruyne, Rosa Marchant, Sebastien Dewaele, Spencer Bogaert, Naomi Velissariou, Femke Heijens, Amber Metdepenningen, Femke Van der Steen

Fotografía Frederic Van Zandycke

Montaje Thomas Pooters

Música Bjorn Eriksson

Distribución Vercine

Duración 111 min

Fecha de estreno 9 de febrero de 2024

Sinopsis

Trece años después de una mala experiencia, Eva, una joven de 26 años, regresa a su pueblo natal con un bloque de hielo en la parte trasera de su coche y la intención de afrontar su oscuro pasado.

Hace ya algo más de una década que Veerle Baetens se dio a conocer en nuestro país por su papel de Elise en Alabama Monroe (Felix Van Groeningen, 2012). Ahora debuta tras las cámaras y lo hace con El deshielo, un desgarrador drama sobre el peso del pasado y la violencia estructural hacia las mujeres.

Hay personas con infancias idílicas. Personas que, cuando alguien les pregunta, recuerdan su niñez con cálidas palabras, con una sonrisa en el rostro. Otras, en cambio, buscan la manera de olvidarla a toda costa, de olvidar los traumas, los abusos, las inseguridades y la violencia. Eva es sin duda una de estas personas. Una mujer introspectiva cuyo pasado conoceremos mediante una serie de flashbacks, inicialmente idílicos, que acabarán por darnos a conocer el origen del trauma. Flashbacks que nos muestran a una Eva que inaugura su adolescencia un verano cualquiera junto a Tim y Laurens, sus supuestos mejores amigos. O, al menos, eso es lo que ella quiere pensar, que Tim y Laurens son sus mejores amigos y que por eso se hacen llamar «los tres mosqueteros». Porque la Eva adolescente, al fin y al cabo, no quiere nada más que un poco de amor y amistad, que sus padres no discutan cada dos por tres, que su madre la abrace por las noches, que deje de emborracharse, que Tim le haga un poco más de caso, que la respete, que la mire de otro modo. Eva es una de esas adolescentes algo inseguras que, con el único fin de gustar a los demás, es capaz hasta de traicionarse a sí misma haciendo cosas que en realidad no le gusta hacer. Como participar en esos juegos, aparentemente inocentes, a los que los adolescentes juegan cuando los adultos no están delante. Juegos que dejan entrever una violencia estructural inherente a nuestra sociedad, que evidencian las estructuras de poder y dominación de los hombres sobre las mujeres. Juegos que nos hablan sobre la pérdida de la inocencia a base de botellas de alcohol, de verdades y retos, de necesidad imperante de integración en un colectivo.

La joven actriz Rosa Marchant se alzó con el premio especial del jurado en el Festival de Sundance por su interpretación de Eva, una adolescente víctima de abusos a quien el mundo, y sobre todo aquellos a quienes más quiere, le darán la espalda. Una interpretación impregnada de vulnerabilidad y plagada de pequeños matices que en absoluto desentona con la de Charlotte De Bruyne en su papel de Eva adulta; mujer misteriosa e introspectiva que, en cierto momento de la película, viajará con un gran bloque de hielo cuya función desconocemos.

“LA JOVEN ACTRIZ ROSA MARCHANT SE ALZÓ CON EL PREMIO ESPECIAL DEL JURADO EN EL FESTIVAL DE SUNDANCE POR SU INTERPRETACIÓN DE EVA, UNA ADOLESCENTE VÍCTIMA DE ABUSOS A QUIEN EL MUNDO, Y SOBRE TODO AQUELLOS A QUIENES MÁS QUIERE, LE DARÁN LA ESPALDA”

Tradicionalmente, se asociaba la palabra «deshielo» con el fin del invierno y la llegada de la primavera, con ese momento en que los árboles empezaban a llenarse de hojas y todo empezaba a teñirse de verde. En definitiva, con el surgimiento de la vida tras un periodo de letargo e hibernación. Hoy en día, en cambio, dicha palabra tiene una interpretación mucho más ambigua. Nos remite, incluso sin quererlo, al calentamiento global, al agujero de la capa de ozono, a los casquetes polares derritiéndose. El deshielo al que hace referencia el título del film podría haber sido la entrada de la protagonista en la adolescencia, una transformación que implica una mayor conciencia del mundo, un acercamiento progresivo a la edad adulta. Aunque podría, por otro lado, hacer también referencia a una pérdida irreparable, la de la inocencia, la de la confianza, no sólo en sus supuestos amigos, sino también en los adultos que la rodean.

En el año 1997, el artista mexicano Francis Alÿs paseó por las calles de Ciudad de México arrastrando durante nueve horas un enorme bloque de hielo que, debido a la fricción con el suelo, acabó derritiéndose inevitablemente. La performance se titulaba A veces el hacer algo no lleva a nada, y con este gesto tan aparentemente irrelevante, Alÿs proponía una reflexión sobre todos esos actos que conllevan grandes esfuerzos, pero cuyos resultados acaban siendo imperceptibles. Veintisiete años más tarde, la protagonista de El deshielo sale de casa con un gran bloque de hielo similar al de Alÿs, pero con una finalidad bien distinta: la de demostrar que hay ocasiones en que sólo los actos radicales –las confesiones, los gritos, las denuncias o las muertes– pueden lograr que abramos los ojos y seamos conscientes de la realidad.

CRÍTICA Verlee Baetens

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

FILMS

Crítica

"Sangre en los labios: violento pálpito del deseo"

Rose Glass nos desafía, provoca y seduce con su segundo largometraje, un violento y cautivador romance lésbico situado en un pequeño pueblo de Nuevo México. La pasión entre Lou y...

FILMS

Crítica

"HLM Pussy: Una girlhood para la época del post #metoo"

La ópera prima de la cineasta francomarroquí Nora el Hourch aborda una serie de temas —el consentimiento, la cultura de la violación y la violencia sexual en el ámbito adolescente—que...

FILMS

Crítica

"Animalia: Una luz impredecible"

La notable opera prima de Sofia Alaoui explora los límites de la ciencia ficción más metafísica

FILMS

Crítica

"Pequeñas cartas indiscretas: Hipocresía frente a libertad"

La directora inglesa Thea Sharrock reúne de nuevo a las estupendas Olivia Colman y Jessie Buckley en un film ambientado en los años veinte del siglo pasado en un pueblo...

FILMS

Crítica

"A pulmón: Zambullirse en el mar con las directoras vascas"

Bertha Gaztelumendi y Rosa Zufía bucean en la espléndida realidad de las directoras vascas del siglo XXI en un documental que es a la vez una búsqueda y un descubrimiento.

FILMS

Crítica

"Club Zero: Alimentación inconsciente"

En Club Zero, la actriz Mia Wasikowska encarna a una profesora de nutrición con un peligroso plan para su alumnado

FILMS

Crítica

"Tratamos demasiado bien a las mujeres: Carmen Machi, ángel exterminador con traje de novia.."

La diseñadora de vestuario Clara Bilbao debuta en la dirección con una arriesgada propuesta que cuenta con un elenco estelar en el que destaca Carmen Machi en un papel sorprendente....

FILMS

Crítica

"Nuestro último baile: Superar el duelo bailando"

La directora suiza Delphine Lehericey combina con total naturalidad, los lenguajes del cine y la danza contemporánea.

FILMS

Crítica

"Hotel Royal: El acoso machista como película cercana al terror"

El segundo largometraje de ficción de Kitty Green después de The Assistant reincide en el lado tenebroso de las dinámicas cotidianas del machismo, esta vez a través de las convenciones...

ENTREVISTAS

Sandrine Bonnaire

"La inteligencia de una actriz y directora"

“El mejor instrumento de trabajo para una actriz es la vida”.

  • enlace copiado

Si quieres seguir leyendo te tienes que suscribir

¡Únete a la comunidad Filmtopia para poder seguir dándote lo mejor del cine hecho por mujeres y ofrecerte nuevos contenidos y actividades!

¡Elige una de estas tres opciones!

suscripción mensual

4,99€

al mes

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos escritos y en vídeo

SUSCRÍBETE

suscripción anual

49€

al año

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos escritos y en vídeo

SUSCRÍBETE

suscripción FAN CLUB

99€

al año

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos

  • Acceso a sorteos de posters, libros, entradas, etc.

  • 1 entrada gratis al año para asistir a una mesa redonda o a una clase magistral sobre cine hecho por mujeres

  • 1 entrada gratis al año para asistir a un estreno de una película dirigida por una mujer

  • 1 camiseta de Filmtopia

  • (Oferta válida solo en España)

SUSCRÍBETE