FILMS

Crítica — Slow: Cuando el amor huye los clichés

Marija Kavtaradze se atreve a su segunda película a introducir un elemento –la asexualidad– muy poco frecuente en la gran pantalla.

Slow

Año 2023

País Lituania

Dirección Marija Kavtaradze

Guion Marija Kavtaradze

Producción M-Films

Reparto Greta Grinevičiūtė
Kęstutis Cicėnas
Pijus Ganusauskas
Laima Akstinaitė
Vaiva Žymantė
Mantes Barvičius
Rimantė Valiukaitė

Fotografía Laurynas Bareiša

Montaje Silvija Vilkaitė

Música Irya Gmeyner
Martin Hederos
Vincent Barrière

Distribución Surtsey

Duración 104 min

Fecha de estreno 19 de enero de 2024

Slow

Año 2023

País Lituania

Dirección Marija Kavtaradze

Guion Marija Kavtaradze

Producción M-Films

Reparto Greta Grinevičiūtė
Kęstutis Cicėnas
Pijus Ganusauskas
Laima Akstinaitė
Vaiva Žymantė
Mantes Barvičius
Rimantė Valiukaitė

Fotografía Laurynas Bareiša

Montaje Silvija Vilkaitė

Música Irya Gmeyner
Martin Hederos
Vincent Barrière

Distribución Surtsey

Duración 104 min

Fecha de estreno 19 de enero de 2024

Desde tiempos inmemoriales, las historias de amor en el cine de vocación comercial han estado plagadas de clichés, lugares comunes, príncipes azules, medias naranjas y tabús, muchos tabús de los que no se suele hablar. Aunque ahora empiecen lentamente a cambiar algunas cosas en la industria, hasta hace poco era casi imposible encontrar historias románticas que cuestionasen el clásico chico –joven y guapo– conoce a chica –joven y guapa–. El sexo –a veces elíptico, a veces explícito– era un ingrediente fundamental para la receta y, hasta en los ejemplos más cándidos, la escena cumbre del film era el inevitable beso entre la pareja protagonista, estereotípica y, por supuesto, heterosexual. Que aún queda mucho trabajo que hacer en lo que a ampliación de imaginarios románticos se refiere es un hecho incuestionable, pero también lo es –por suerte– que poco a poco van surgiendo ejemplos de historias de amor que escapan de lo convencional.

La directora lituana Marija Kavtaradze nos ofrece con su segundo largometraje –el primero estrenado en cines de nuestro país– una de esas historias que cuestionan los convencionalismos y se atreven a romper uno de los principales tabús en el cine: la aparición de personajes asexuales. Slow narra la relación entre Elena, bailarina contemporánea, y Dovydas, traductor de lengua de signos. Desde que se conocen por motivos laborales –Dovydas traduce a lengua de signos una de las clases de danza que imparte Elena–, surge entre ambos una complicidad especial, y algo que empezó como una amistad se acaba convirtiendo en una relación romántica. Pero ¿qué sucede en estos casos cuando una de las dos personas implicadas no tiene el más mínimo interés en mantener relaciones sexuales?

«KAVTARADZE NOS OFRECE CON SU SEGUNDO LARGOMETRAJE –EL PRIMERO ESTRENADO EN CINES DE NUESTRO PAÍS– UNA DE ESAS HISTORIAS QUE CUESTIONAN LOS CONVENCIONALISMOS Y SE ATREVEN A ROMPER UNO DE LOS PRINCIPALES TABÚS EN EL CINE: LA APARICIÓN DE PERSONAJES ASEXUALES»

Como ya nos indica el propio título del film (slow en inglés significa ‘lento’), la mirada de Kavtaradze sobre la relación de los protagonistas es cautelosa y sosegada, presta atención a los pequeños gestos, al lenguaje del cuerpo y a las conversaciones aparentemente banales. La cámara se mueve todo el tiempo –sí, hasta en planos que podrían ser estáticos–, pero lo hace siempre de un modo sutil y orgánico, sin piruetas estilísticas, estridencias ni virtuosismos, características que dicha puesta en escena comparte con Elena y su modo de bailar. Un modo de bailar que escapa de los academicismos y que habla, sobre todo, de la manera en que nos relacionamos con el mundo, con nuestro cuerpo, con el cuerpo de los demás. Porque para eso es justamente para lo que Elena utiliza el baile: para expresarse y relacionarse, para demostrarle a su madre que, aunque según los cánones «no tenga cuerpo de bailarina», va a dedicarse a lo que más desea en la vida, desafiando para ello a quien sea necesario.

Y si Elena se sirve de la danza para comunicarse, Dovydas tiene la capacidad de la traducción, ya que la sordera de su hermano le llevó a estudiar lenguaje de signos, algo que acabó convirtiendo en su oficio. Elena en su trabajo utiliza todo el cuerpo, él las manos y el rostro. Elena es una mujer que disfruta con el sexo, Dovydas es asexual. Elena es impulsiva, Dovydas reflexivo. Elena es sociable, Dovydas introvertido. Ambos se sienten atraídos por el otro, pero tendrán que encontrar el modo de estar juntos. Aunque claro, ¿qué significa estar juntos? Y, sobre todo, ¿por qué solo puede haber una manera de estar juntos? ¿Quién lo dictamina?

CRÍTICA Marija Kavtaradze

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

FILMS

Crítica

"Rosalie: Una historia de amor inesperada"

Rosalie es hermosa. Rosalie es una mujer, pero Rosalie no es una mujer hermosa como todas las demás. La directora francesa Stéphanie Di Giusto se acerca a este personaje extraño...

FILMS

Crítica

"La quimera: Una fábula entre dos mundos"

El cuarto largometraje de Alice Rohrwacher nos habla, con lirismo y vitalidad, de la importancia que tienen en nuestras vidas los restos del pasado

FILMS

Crítica

"La chica que sanaba: La niña santa"

El quinto largometraje de la belga Fien Troch retrata una muchacha con un don extraordinario en un contexto ordinario.

FILMS

Crítica

"Sangre en los labios: violento pálpito del deseo"

Rose Glass nos desafía, provoca y seduce con su segundo largometraje, un violento y cautivador romance lésbico situado en un pequeño pueblo de Nuevo México. La pasión entre Lou y...

FILMS

Crítica

"HLM Pussy: Una girlhood para la época del post #metoo"

La ópera prima de la cineasta francomarroquí Nora el Hourch aborda una serie de temas —el consentimiento, la cultura de la violación y la violencia sexual en el ámbito adolescente—que...

FILMS

Crítica

"Animalia: Una luz impredecible"

La notable opera prima de Sofia Alaoui explora los límites de la ciencia ficción más metafísica

FILMS

Crítica

"Pequeñas cartas indiscretas: Hipocresía frente a libertad"

La directora inglesa Thea Sharrock reúne de nuevo a las estupendas Olivia Colman y Jessie Buckley en un film ambientado en los años veinte del siglo pasado en un pueblo...

FILMS

Crítica

"A pulmón: Zambullirse en el mar con las directoras vascas"

Bertha Gaztelumendi y Rosa Zufía bucean en la espléndida realidad de las directoras vascas del siglo XXI en un documental que es a la vez una búsqueda y un descubrimiento.

FILMS

Crítica

"Club Zero: Alimentación inconsciente"

En Club Zero, la actriz Mia Wasikowska encarna a una profesora de nutrición con un peligroso plan para su alumnado

FILMS

Crítica

"Tratamos demasiado bien a las mujeres: Carmen Machi, ángel exterminador con traje de novia"

La diseñadora de vestuario Clara Bilbao debuta en la dirección con una arriesgada propuesta que cuenta con un elenco estelar en el que destaca Carmen Machi en un papel sorprendente....

  • enlace copiado

Si quieres seguir leyendo te tienes que suscribir

¡Únete a la comunidad Filmtopia para poder seguir dándote lo mejor del cine hecho por mujeres y ofrecerte nuevos contenidos y actividades!

¡Elige una de estas tres opciones!

suscripción mensual

4,99€

al mes

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos escritos y en vídeo

SUSCRÍBETE

suscripción anual

49€

al año

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos escritos y en vídeo

SUSCRÍBETE

suscripción FAN CLUB

99€

al año

  • Acceso ilimitado a todos los contenidos

  • Acceso a sorteos de posters, libros, entradas, etc.

  • 1 entrada gratis al año para asistir a una mesa redonda o a una clase magistral sobre cine hecho por mujeres

  • 1 entrada gratis al año para asistir a un estreno de una película dirigida por una mujer

  • 1 camiseta de Filmtopia

  • (Oferta válida solo en España)

SUSCRÍBETE